MASAJE PERINEAL

La FAME (Federación de Asociaciones de Matronas de España), entre otras organizaciones profesionales reconocidas, apoyan que el masaje perineal durante el final de la gestación ayuda a evitar o paliar el trauma perineal, especialmente si es un primer parto.

Para las que no tengáis claro qué es el periné, aclarar que se trata de la zona comprendida entre la entrada de la vagina y el esfínter del ano. Por debajo de la piel, a nivel más profundo encontramos una serie de músculos que forman parte del suelo pélvico y que están estrechamente relacionados anatómicamente con el parto, ya que darán paso a nuestro bebé en un parto vaginal.

masper

Con el masaje perineal mejorarás el trofismo y la elasticidad de los tejidos, ayudarás a vasodilatar y drenar la zona y prevenir los desgarros en mujeres que no han tenido ningún parto vaginal.

Para que el masaje dé buenos resultados tenemos que iniciarlo a partir de las 34-35 semanas de embarazo (antes no por el riesgo a iniciar contracciones con la estimulación) y debe seguirse una rutina diaria durante al menos 10 minutos.

Al final del embarazo y debido al volumen de nuestra barriga puede resultar difícil hacerlo a una misma, aunque no imposible, pero siempre resultará más fácil si pedimos la colaboración de nuestra pareja o de alguien de nuestra confianza. Si tenemos que hacerlo solas buscaremos una posición que nos resulte cómoda y accesible y nos ayudaremos con un espejo de mano. Por ejemplo, podemos apoyar una pierna en el lavabo. O sentada de espaldas en la cama apoyada en cojines. Lo principal es estar cómoda y relajada.

Para realizarlo debemos lavarnos las manos bien y tener las uñas limpias y bien cortadas.

Se recomienda realizarlo después de la ducha o baño caliente diario o bien aplicando compresas húmedas calientes en la zona perineal para ayudar a relajarla y favorecer la elasticidad de los tejidos, que estarán más receptivos al masaje. Además, es recomendable vaciar bien la vejiga de la orina y no presionar la uretra en ningún momento.

Utilizaremos un aceite de origen vegetal para lubrificar la zona y nuestros dedos o los de la persona que vaya a hacer el masaje. Para el automasaje utilizaremos el dedo pulgar y si lo hace la pareja se usarán el dedo índice y corazón introduciéndolos hasta la segunda falange.

Al principio podemos tener sensaciones algo desagradables o molestas, pero con el paso de los días (máximo una semana) comprobaremos el avance que hacen nuestros tejidos con respecto a su flexibilidad y estiramiento.

El masaje perineal se realiza de la siguiente manera:

•                    Coloca los dedos dentro de la vagina (3-4cm). Empuja el periné hacia la zona del recto y hacia los lados de la vagina, estirando la zona hasta que notes escozor y luego mantén la presión sobre la zona del periné con los dedos durante 2 minutos o hasta que moleste.

180v04n01-13033810fig08

•                    Coge la zona perineal entre el dedo pulgar (en el exterior) y el dedo índice y corazón (en el interior) y haz un movimiento de vaivén. Este movimiento estira los tejidos de la vagina, los músculos y la piel del periné. Hacer este masaje durante 3-4 minutos.

masajeperineal

•                     Coger la parte inferior de la vagina entre los dedos y estirar. Esto ayudará a experimentar la sensación de presión de la cabeza del bebé.

  • Es recomendable manipular también los labios mayores, hidratarlos y trabajarlos y estirarlos con cuidado para otorgarles elasticidad. La vibración ayuda a activar sus fibras musculares.

Los últimos estudios llegan a la siguiente conclusión con respecto al masaje perineal:

<<El masaje perineal antes del parto reduce la probabilidad del traumatismo perineal (principalmente episiotomías) y la notificación de dolor perineal continuo y, en general, las mujeres lo aceptan bien. De este modo, se aconseja que las mujeres reciban información sobre el beneficio probable del masaje perineal y sobre la forma de practicarlo>>.

Nosotras desde luego animamos a todas las futuras mamás a que lo hagan. Es uno de los recursos que tenemos en nuestras manos para facilitar el nacimiento de nuestro bebé de la manera más respetuosa para ambos.

Otras prácticas que pueden ayudar respecto a la preparación del periné para el momento del parto son una vida sexual activa al final del embarazo (en las relaciones con penetración para dar cabida al pene, previa estimulación preliminar, todas las estructuras aumentan su volumen sanguíneo, su elasticidad y se produce una impregnación hormonal con las hormonas del placer y del amor; oxitocina y endorfinas. Muy positivas especialmente en este momento. La masturbación también puede resultar una práctica recomendable en este aspecto) y un tratamiento de osteopatía por parte de un profesional adecuado (terapia manual).

Si tenéis dudas sobre la técnica o queréis ampliar información no dudéis en contactar a través de la web cositas de mamis o bien www.sacomare.com

Un saludo,

Patricia Pérez Álvarez

Matrona colegiada nº49613

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>